Translate

jueves, 1 de diciembre de 2016

La dulce sorpresa de Candela

No estaba nada orgulloso de su re-encuentro con Candela, todos estamos antes o después en alguna lista, él había estado siempre en la de los raros desde donde su memoria le permitía recordar. Sí, le hubiera gustado cruzar la débil línea que te hace estar en la de los especiales. La gente especial es en un noventa y nueve por ciento gente rara, es de cajón, eres especial porque tienes algo que los demás no tienen, algo “raro”. La diferencia se encuentra en el viento, vamos, en si en ese momento tu rareza es deseada por los demás, esa escasez deliciosa que hace que se mueran por ti.

Ella debió percibir sin duda en él esa sensación de despertar, Pedro lo comparaba con lo que había visto en esos programas de televisión sobre hipnosis, donde un “especialista” en el tema hipnotizaba gente y les pedía hacer cosas absurdas. Las víctimas siempre volvían de su paréntesis como perdidos, buscando referencias a su alrededor para entender, para encontrarse de nuevo.

Buscador de finales imaginados

Loading