Translate

miércoles, 5 de octubre de 2016

Mira quién ha venido a verte

Se lavó la cara con agua tibia, y aguantó un poco con los dedos sobre los ojos, aliviando la presión todo lo que pudo. Se secó con las últimas toallitas de papel que quedaban en el dispensador y se quedó mirando al espejo los efectos de las últimas horas.

La frente marcaba exageradamente las arrugas de siempre, los ojos caídos y las bolsas oscuras gritaban por un minuto de descanso mientras los labios agrietados y secos se conformaban con unas gotas de agua. Cogió entre las manos un poco de agua varias veces seguidas y bebió hasta que sintió el alivio en su garganta.

Buscador de finales imaginados

Loading