Translate

lunes, 25 de enero de 2016

Los recuerdos de Javier

Sara sintió la luz sobre sus párpados cuando despertó, se estiró todo lo que pudo y echó un vistazo a Javier. Estaba tumbado de lado, de cara al armario, y respiraba profundamente. Salió en silencio y dejó la puerta casi cerrada, para que los sonidos de la casa no lo despertaran aún. Su hijo mayor había llegado tarde, muy tarde, pensó exactamente. Su puerta estaba cerrada. Javi sin embargo estaba viendo la tele abajo en la sala. Bajó a la cocina, encendió el tostador y puso la cafetera.

Al rato escuchó aquellos pasos inconfundibles bajando la escalera, como si su cuerpo se despeñara en cada escalón golpeando la madera. Javier miró a ambos lados al llegar abajo, la sala o la cocina, y volvió a mirar la sala. Se decidió a entrar en la cocina.


  • Señorita, ¿ha salido mi mujer? - preguntó.
  • Javier, soy yo, Sara. Estoy preparando el desayuno. ¿Quieres mermelada de melocotón? Compré ayer la que te gusta.
  • Señorita, yo nunca he desayunado tostadas ¡y mucho menos con mermelada! - gritó enfadado.


Buscador de finales imaginados

Loading