Translate

miércoles, 9 de diciembre de 2015

Abril

La llamaron Abril simplemente porque nació en el cuarto mes del año. Cuando sus ojos se abrieron por primera vez pudieron ver un día precioso, la mañana había amanecido algo fresca y el sol se erguía orgulloso templando los ánimos cansados por la larga noche. Abril cree recordar a su madre como en una especie de cuadro luminoso y colorido en el que la acurrucaba bajo su cuerpo para darle calor a la vez que le ofrece su pecho para poder mamar cuando esté hambrienta.

Su infancia fue una mezcla de olores a cebada, girasoles y tierra mojada por los aspersores. La humedad de las bodegas donde descansaba el vino, a resguardo de los cambios de la vida, se agarraba a la ropa, y te hacía echar de menos la temperatura estable de allí abajo al salir. El sabor del polvo en el paladar era intenso en verano, cuando iba a llevar el almuerzo a las eras, y en invierno, los dientes masticaban el regusto metálico que provocaba el helor de la madrugada. Aunque solía llevar unos guantes de lana que su madre cosía con restos de ovillos, la punta de los dedos le recordaban la hora del día con punzadas al llegar a su destino.

viernes, 13 de noviembre de 2015

El pequeño Saúl

Su piel era rugosa y azucarada, pero no azucarada como todos nos imaginamos, no suavemente dulce y amable sino como almidonada, como aquellos manteles de los abuelos, mezcla dulzona del polvo y los años. Había flores en un par de jarrones, debían de tener una semana de diferencia. Los tulipanes eran siempre una buena opción porque aguantan muchos días casi imperturbables, viendo pasar las visitas días tras día, diez días o más. Le tomé la mano y comencé a dar gracias por la vida que había llevado el pequeño Saúl, así es como le gustaba que le llamaran a sus setenta años, como le habían llamado siempre.

Le dí gracias al mundo por haberle dejado vivir tantos años, por haber tenido hijos y por mantener la cabeza alta en estos últimos en los que su viejo cuerpo no le dejaba más que un leve resquicio para seguir. Al principio solía rezar, pero ahora ya no, doy gracias a la vida y a la naturaleza, algo así como darle gracias a la madre que te vió nacer y te dió todo, que al final es algo parecido a rezar pero a un Dios distinto.

martes, 31 de marzo de 2015

viernes, 27 de febrero de 2015

Tu Héroe

Nunca pedí ser tu héroe, reconozco que al principio me sentí halagado y embaucado por el ego. Pero no, no quiero tirar más de la cuerda, lo he intentado de todas las maneras posibles pero es que no puedo más, en serio. Siento ser tan sincero a estas alturas pero la verdad es que no lo quise ni tan siquiera cuando empezamos a estar juntos. Me duele muy dentro, porque ahora me doy cuenta de que no he hecho más que robar tus caricias como un delincuente cualquiera que se gana tu confianza para después violar tu intimidad sin ningún tipo de prejuicio.

He guardado tus recuerdos junto con los abrazos y las palabras que nos regalamos. Sé que es pedir demasiado pero me gustaría guardarlos, lo sé, nunca los tendría si no te hubiera mentido, pero ya he intentado esconderlos y no logro encontrar el lugar.

Sabes que nunca pude estar a la altura aunque tú me convencieras de lo contrario. Te prometo que nunca volveré, no te molestaré, ni siquiera te hablaré si no lo deseas. No me pasaré ni siquiera a ladrar en tu ventana. Déjalo pasar, seguro que encuentras alguien mejor, no es muy difícil, piénsalo. Si no lo haces, no podría soportar un día más así a tu lado, esto está dejando mi corazón estéril de tanto esforzarse por no quererte.



Hero (Family of the Year) - A cover by Nathan and Eva Leach

Buscador de finales imaginados

Loading