Translate

miércoles, 12 de febrero de 2014

Cambio de canal

- ¿Recogiste mis libros? - preguntó ella mientras se quitaba el abrigo y dejaba el bolso sobre la mesilla del dormitorio.
- No - respondió él desde el salón.
Vanesa torció el gesto - ¿No has ido a por los libros? - preguntó irritada.
- No, ya te lo he dicho, vete tú cuando puedas -.
- Te dije que era importante, no puedo ir hoy, tengo que ir con mi madre al médico, te lo dije -.
- Pues no serán tan importantes, además son tus libros, siempre estás con los temas de esos críos, es cosa tuya - cambio de canal, partido de fútbol.
- ¡Claro que son mis libros! y también este apartamento es mio, y esa tele y ahí estás tirado viéndola. - Vanesa se quedo parada en la entrada del comedor, no podía estar más perpleja.
- Esos jodidos crios te llevan todo el tiempo, si no estuvieras con ellos tanto quizás tendrías más tiempo para hacer tus cosas - cambio de canal de nuevo, ¿música africana?.
- Esos jodidos crios me necesitan más que tú, y son más agradecidos. Entérate ya, no eres el ombligo del mundo, ni siquiera del mío - Vanesa se fue al baño airada, no cerró la puerta del todo mientras se sentaba. - Aún tienes tiempo hasta las ocho - levantó la voz.
- No te oigo -.
Se subió los pantalones y salió de nuevo - Tienes hasta la ocho, no cierran pronto -
- No puedo ir, ya he quedado - cambio de canal, tertulia de política.
Vanesa sintió romperse algo en su interior, no como si algo físico se hubiera dañado, no esa clase, fue más bien un “click”. Sí, fue más bien un cambio, algo que se apagó, como cuando das la luz del pasillo y la bombilla hace el intento de lucir pero rompe y se oscurece. Le das al interruptor varias veces, como un niño educado a abrir siempre la misma puerta pero que hoy está cerrada. Aquello no va, y no te sorprende.
- Ya iré yo - contestó más calmada.
- Bien -.
- Hoy puedes dormir en el sofá, mañana quiero que no estés cuando vuelva - terminó susurrando las palabras, como si ella misma se las estuviera diciendo e intentando asimilar. Las voces de los tertualinos se solapaban, echándose en cara desplantes y acusandose de partidistas.
Dejó su mirada colgada en Vanesa - eeehh, no has pensa… - Vanesa se puso el abrigo y salió decidida.
Cambio de canal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Buscador de finales imaginados

Loading