Translate

viernes, 28 de octubre de 2011

El taller de muñecos


El taller de reparación de muñecos era como un recodo en el camino. No lo veías hasta que te lo encontrabas de frente, como surgido de la nada. Las paredes empapeladas oscurecían la entrada donde un aprendiz atendía tras un mostrador de madera.

El chico pelirrojo cerró la puerta justo cuando Amelia entró, extraño para estos tiempos de necesidad, no tan raro para una tienda que llevaba abierta tanto que nadie recordaba cuando se abrió. Amelia se recogió el pelo rizado hacia un lado mientras observaba como giraba el cartel que colgaba del cristal y volvía con una sonrisa en los labios.

Amelia dejó sobre el mostrador dos muñecas de porcelana. A una le faltaba el ojo derecho, la otra había recibido un golpe en la mejilla, que había dejado un hueco en forma de triángulo. El aprendiz sacó de debajo del mostrador un cuaderno pequeño de notas y escribió varias líneas. Levantó la mirada y se quedó absorto durante un par de segundos, clavando sus ojos en algún lugar de Amelia, bajó la cabeza y escribió una línea más.

miércoles, 5 de octubre de 2011

Las decisiones de Annie


Annie --

Annie terminó de peinarse justo cuando su novio se levantó de la cama. La maleta estaba preparada ya, desde la noche anterior junto a la entrada, pegada al bolso. Stephen se puso a mear bostezando y dando respingos a partes iguales. Annie recogió la bolsita con las compresas sucias y le esquivó al salir del baño, dejando un vistazo furtivo al girar.

- No es para tanto- , escuchó a su madre en su cabeza, - yo a tu edad ya había parido a dos hijos y ¿crees que me quejé de lo que dolió pariros? No, por supuesto que no lo sabía.

Annie fue a darle un beso de despedida, Stephen cerró la puerta para tener su momento especial (cómo él solía decir). - Me voy - le dijo a través de la madera, y le pareció escuchar algo parecido a un asentimiento. Un gruñido quizás.

Buscador de finales imaginados

Loading