Translate

jueves, 7 de julio de 2011

La depresión

[El comprador de recuerdos III]

Pedro no dormía más de 2 horas seguidas desde que Andrea desapareció. La vida ahora era un bailar continuo de un sitio a otro sin objetivo concreto. Sinsentido tras sinsentido, intentaba pensar en algo más pero su mente estaba bloqueada y su cuerpo desfallecido. El ojo derecho había adoptado un tick que llevaba tres días acompañándole sin descanso.

La policía no tenía esperanzas de encontrarla viva. Según el inspector que había hablado con él tenían alguna pista que seguir, en los últimos tres meses habían detectado varios casos con alguna tendencia común. La policía no tenía esperanzas.

El mundo está lleno de pirados, habían dicho. Tenemos varios fichados, incluso algunos en procesos judiciales ya.

Cerró los ojos y escuchó el murmullo a su alrededor, el ruido de fondo de sus preocupaciones, pero nada más.

Buscador de finales imaginados

Loading