Translate

lunes, 20 de diciembre de 2010

La pose presumida

Cogí tu fotografía por última vez. Era aquella que te hice en Manhattan, la noche en que estuvimos en Broadway. Los ojos te caían como tristes almas gemelas, y querías sonreír para la foto, pero nunca pudiste fingir. El pelo ondulado hacia la derecha, rubio platino como le gustaba a los demás, y la pose presumida, llenándolo todo.

La dejé dentro de un libro, no sé cuál, no lo quise saber. Lo cerré y lo escondí entre la marabunta de papeles y libros de la biblioteca municipal. Siempre se ha dicho que un libro mal colocado es un libro perdido. Y eso era lo que yo quería.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Buscador de finales imaginados

Loading