Translate

domingo, 9 de mayo de 2010

No pienso en nadie

Todo lo que ves me pertenece.
Todo lo que veo lo tomo.
No pienso en el mañana, ni siquiera en lo que pensarán los demás.
Sólo veo mi camino, cruzando el mundo a mi antojo.
Y este chupete es mío.

2 comentarios:

  1. Me ha encantado el microrrelato :) Empieza hablando lo que parece un Dios y termina hablando un niño

    ResponderEliminar
  2. Gracias Carlos por tus comentarios. Hay veces que mataría a los enanos pero otras los envidio y de qué manera! Esa sensación de que puedes hacer lo que quieras y nada te lo impedirá (bueno, salvo tu padre, claro)

    Imaginario.

    ResponderEliminar

Buscador de finales imaginados

Loading