Translate

martes, 16 de febrero de 2010

La piscina

Los secadores de pelo no dejan oir nada más según salgo de los vestuarios, es un zumbido continuo mezclado con los golpes de los niños saltando para encenderlos de nuevo. El murmullo del ambiente llega a obviar la mayor parte de los sonidos. El ruido del agua, brazos golpeando ritmicamente, una profesora intentando explicar a cuatro niños como nadar  de espaldas con un flotador rígido sobre la barriga.

Hay dos chicos hablando en una mesa, más o menos en el centro del recinto. No, uno de ellos es una chica. Pelo corto, desde aquí parece pelirrojo. Hace aspavientos con las manos, no como si estuviera enfadada, más bien explica airada algo.

Desde atrás una señora más bien mayor, algo más de 50 creo, camina con paso decidido hacia ellos.
Comienza a hablar por sorpresa, al menos los dos parecen sorprendidos. El chico y la chica se levantan de un salto, erguidos, como muy presumidos. Algo dolidos incluso.

Si tuviera que apostar, diría que es muy duro ser funcionario y que encima tengas que aguantar que te pongan las peras al cuarto por charlar un rato.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Buscador de finales imaginados

Loading