Translate

lunes, 20 de diciembre de 2010

La pose presumida

Cogí tu fotografía por última vez. Era aquella que te hice en Manhattan, la noche en que estuvimos en Broadway. Los ojos te caían como tristes almas gemelas, y querías sonreír para la foto, pero nunca pudiste fingir. El pelo ondulado hacia la derecha, rubio platino como le gustaba a los demás, y la pose presumida, llenándolo todo.

La dejé dentro de un libro, no sé cuál, no lo quise saber. Lo cerré y lo escondí entre la marabunta de papeles y libros de la biblioteca municipal. Siempre se ha dicho que un libro mal colocado es un libro perdido. Y eso era lo que yo quería.

viernes, 3 de diciembre de 2010

Un día perfecto

Hoy tengo la sensación de que va a ser un buen día. El sol se esconde aún entre las nubes, perezoso por el frio que despierta cada mañana. El calor entre cristales se deja querer como el aroma a verano, como una sobremesa en familia. Me invita a cerrar los ojos, y siento que hoy a a ser un día perfecto, uno de esos que todo parece salir bien, uno con sonrisas, con amigos.

Me dejo arrullar por lo que pasará, y caigo en esa dulce tranquilidad que tan solo se consigue un segundo antes de quedarse dormido. Abro los ojos, recojo mis cosas y me voy a trabajar.

sábado, 27 de noviembre de 2010

Santa Devota (Segunda parte - Final) - Aniversario Finales Imaginados

Oía claramente al chico discutiendo con alguien, él intentaba bajar la voz, pero aquella mujer no hacía más que increparle por su falta de sentido común. La puerta se abrió de repente, Lola dio un pequeño paso hacia atrás y se quedó frente a frente con el chico.

- Lo siento, tengo que salir - dijo con cara de frustración - mi abuela la atenderá, pase a la sala.

Lola entró al extraño recibidor y un segundo después oyó tras de sí la puerta, se volvió y el chico ya no estaba allí. ¡Perfecto!, pensó, el día se está poniendo cada vez mejor. Miró a derecha y a izquierda, el hall no tenía ninguna ventana, tan sólo un pequeño taquillón desgastado y dos cuadros de caza, llenos de galgos por doquier. La puerta de la derecha estaba entre abierta y la voz de la mujer la conminó a pasar.

sábado, 20 de noviembre de 2010

Santa Devota (Primera parte) - Aniversario Finales Imaginados

Lola se dio cuenta en aquel mismo momento de que hoy fue un mal día para empezar a no hacer caso a sus intuiciones. Dejó la taza de café con cuidado sobre la mesa, y pasó su mano rápidamente por delante de la cara de la señora Rottweiler. Realmente no se llamaba Rottweiler, pero ella aún seguía llamándola así. La buena mujer no parpadeó, como Lola ya imaginaba. Tocó su pecho con algo de miedo y nada. Nada de nada. Lo que pensaba, aquello pintaba muy mal.

Todo empezó aquella mañana en el pequeño parque que hay detrás de la iglesia de Santa Devota. Siempre le pareció divertido el nombre la iglesia, ella que nunca había creído en nada vivía ahora pegadita a Santa Devota. Pero bueno, aquella pequeña casa era todo lo que se podía permitir. Se levantó temprano, como siempre, y sacó a Lito, su pequeño perro guardián, a dar su paseo matutino. La bruma se extendía por todo el valle, clavando sus pequeños dedos helados hasta los huesos. Allí se cruzó con el chico del Rottweiler.

lunes, 15 de noviembre de 2010

Resultados votación

## Comentario
Aquí tenéis el resultado de las votaciones, incluyendo una votación de última hora:

-Ciudad: NO
-Amor: SI/NO (Empate)
-Asesinato: NO
-Misterio: SI
-Soledad: NO
-Amigos: NO
-Final feliz: NO
-Navidad: NO
-Locura: SI

Dádme un poco de tiempo y publicaré el relato en la siguiente entrada.

Gracias por participar.
## Fin Comentario

domingo, 7 de noviembre de 2010

¡1 año de Finales Imaginados! Participa

## Comentario
Hola
El próximo día 15 de Noviembre Finales Imaginados cumplirá un añito. Para celebrarlo os propongo un pequeño juego. Dadme algunos datos y escribiré un Final Imaginado con los más solicitados. Rellenad esta lista con vuestras preferencias y dejad un comentario. El día 15 de Noviembre se cerrara la recepción de comentarios.


Ciudad [SI/NO]
Amor [SI/NO]
Asesinato [SI/NO]
Misterio [SI/NO]
Soledad [SI/NO]
Amigos [SI/NO]
Final feliz [SI/NO]
Navidad [SI/NO]
Locura [SI/NO]


Gracias a todos por vuestra fidelidad!
## Fin comentario

martes, 2 de noviembre de 2010

Paginas pasadas

## Comentario
El día 31 de Octubre se publicó en el Blog de DeCabo un nuevo final imaginado, Páginas pasadas.
## Fin comentario

domingo, 24 de octubre de 2010

La vida en recuerdos

Pablo llegaba siempre a las crisis vitales antes que los demás. Él se veía como un pardillo, dice que siempre lo fue, que ahora lo maquilla un poco intentando ser feliz, pero que de joven era muy inocente. Leyó hace poco en un periódico de tirada nacional que todos recordamos nuestros errores en la lejanía, y de lo que más orgullosos nos sentimos sin embargo suele estar en un tiempo mucho más cercano. Será porque es más fácil enfrentarse a nuestros fracasos desde la distancia, será porque pensamos que somos mejores personas según pasa el tiempo. Quién sabe, a él le gustaría pensar que es lo suficientemente maduro ya para ver claramente dónde se está equivocando de pleno en el momento.

Hoy tocaba una de esas reuniones de viejos amigos en las que todos hacen capítulos de simples sucesos e historias de vagos recuerdos. Toda la comida se la pasó saltando de conversación en conversación, evitando los temas personales, intentando que nadie supiera de qué o de cómo de su vida. A media tarde, a la hora que mejor le sabía el té, Quique le preguntó a él directamente: “Bueno Pablo, y tú ¿cómo ves tu vida a estas alturas? Siempre pensé que llegarías lejos, ¡ese coco era mucho para mi tonta cabeza!” - y se quedo mirándole fijamente, esperando. Esperando. Después de unos segundos Pablo pensó que esta vez ya no había escapatoria.

miércoles, 6 de octubre de 2010

Ensayo sobre el valor de las cosas o la teoría de la relatividad humana

Hoy me dejo caer en mi texto con esa sensación de tener casi antes el título que la historia. Según salgo del trabajo cruzo varios ecosistemas emocionales, los olores se intercalan en una secuencia conocida, y paso de la alegría al optimismo, de los nervios a la contemplación, por último el valle.

Somos unos ignorantes de la mente y de los sentimientos. Es curioso ver como cada uno percibe la vida de una manera diferente. Lo que tú sientes no me duele, al menos de la mima manera, porque mis ojos no son los tuyos, y mi alma es sólo mía. Es como si sólo hubiera unos pocos sumillieres en el mundo que fueran capaces de olfatear y seguir los aromas cambiantes de los sentimientos, actuando en consecuencia. Los demás somos puros ignorantes, con una nariz que no nos permite distinguir el valor de las relaciones, de la gente y de las acciones, como el que no es capaz de distinguir un buen vino de uno avinagrado.

domingo, 26 de septiembre de 2010

No lo recuerdo

La ansiedad contenida parece inyectarme gotas de rabia bajo la piel. Aprieto las manos y estiro las piernas rítmicamente, buscando la postura que no encuentro. Mi cabeza se balancea de un lado a otro, y si pienso en ello, por momentos no soy más que un poco más pequeño que ayer.

Lo básico de mí sigue tirando sin más, arañando y arrastrándome centímetros, y yo sigo pensando que lo mejor de mi ser aún debe estar ahí. Juega y habla conmigo de cuentos y música. Se relaja mi estómago, se relaja mi mente y se afloja la cuerda, o tal vez se rompió, aún no lo sé. No queda muy lejos el sitio donde voy a descansar, un poco más lejos de lo que recordaba. Espero acordarme la próxima vez que vuelva a salir.

Mis trastos siguen allí. Me siento como cada día en el sofá, acomodo mi ánimo y me empiezo a sentir bien. Tan solo viendo el atardecer siento que es posible todo lo que no puedo ser, y me persigue desde algún lugar escondido el luto que tinta el corazón de negro, o tal vez lo soñé. No lo recuerdo muy bien. No lo recuerdo.

domingo, 19 de septiembre de 2010

La mesa de Diter

La mesa de Diter está junto a la ventana que da a la entrada del edificio, justo encima de la puerta principal, en el primer piso.

En su mesa cabe todo lo que puede necesitar. Al llegar por la mañana recoge del armario de material algunas carpetillas nuevas para reponer, folios con membrete en el cajón de arriba. La impresora que comparte con su compañero de la mesa de enfrente le queda a su izquierda, para que no le dé el sol directamente.

Detrás suyo queda la taquilla y vigilante el perchero donde deja el abrigo en invierno. La papelera se traga el paraguas cuando llueve, ya que papeles no suele tirar. A dos metros la persona más cercana, aquel tipo rubio que se empeña a diario en revolver sus cosas, aunque por ahora lo ha podido mantener a raya.

domingo, 29 de agosto de 2010

Después de cenar

Su reloj despertador era digital. Los números se iluminaban en rojo. Le costó mucho encontrar uno que no diera tanta luz que pareciera estar en una discoteca por las noches. No es que fuera una maníaca de cerrar las ventanas y persianas para no ver ni un rayito de luz, pero a veces se agracedía un poco más de intimidad, sobre todo cuando estaba con su chico.

Lo que más le sorprendió a su chico cuando se conocieron fue que Janis no tuviera nada de música en casa, con lo que le gustaba. De hecho su nombre se lo pusieron sus padres en honor a Janis Joplin, lo que fue al final fue un preludio de sus gustos. A Janis solo le gustaba escuchar música en la radio cuando estaba en casa, tenía uno de esos nuevos aparatos enchufado a su amplificador que se conectaba a Internet y permitía escuchar cientos de emisoras online.

viernes, 13 de agosto de 2010

Mi mundo contigo

No tiene mucho sentido que te diga esto ahora, pero tu pelo huele a avena, a recuerdos de cuando era niño. Me despierto cada mañana cayendo por tu espalda, buscando lo que ya encontré hace años. Perdona que no me quiera ir, pero ha pasado mucho tiempo desde ayer. Hoy me quedo a vivir contigo, y mañana volveré, porque te echaré de menos.

Como aquel día que me perdí  en ti, intentaré no hacerte promesas que no pueda cumplir. Sé que es dificil de creer pero voy a romper con aquella vida que llevo cuando no estoy contigo, desde que salgo de casa hasta que ya no puedo aguantar más, y vuelvo para poder tener tus caricias.

martes, 3 de agosto de 2010

Pensamientos encontrados

Lo que más suelo buscar es ese pensamiento que me infunda tranquilidad, que atraiga automáticamente la tranquilidad a mi alma.

Llevo tiempo buscando pensamientos que de algún modo sacudan mis sentimientos. Esta tarde me he descubierto con la lágrima en el ojo viendo una película de ciencia ficción. Y diréis que es un poco extraño. No me gusta encontrarme en este tipo de episodios empáticos por sorpresa, por lo que intento no hablar durante unos minutos, para que no se me note mucho.

- ¿Un sandwich para cenar?
- ¿Caliente?

lunes, 26 de julio de 2010

Mario

El olor a gasolina no era algo que le molestara especialmente a Mario. Encontrar tranquilidad en estos tiempos que corren es harto improbable. Los dos últimos años han sido un ir y venir de trabajos, de tiempos de soledad en casa y de pensamientos un día hilados y ahora inconexos.

Llevaba en este piso ya seis meses, mucho más barato que el anterior. Aunque con vistas a la gasolinera, no había mucho bullicio por las noches, y por el día las familias abandonaban el fuerte para ir a trabajar y al colegio.

Desde que perdió su último trabajo hará hace un año su vida ha cambiado mucho. Ahora sigue viviendo con la ayuda de sus padres y los 400€ que reciben los que ya no tienen nada más. En su cuaderno volvió a apuntar la hora a la que anocheció, a la que se duchó, a la que cambiaron de turno en la gasolinera, los minutos de retraso con los que empezaba la comedia de moda en la tele cada noche.

viernes, 2 de julio de 2010

En los bolsillos

En los bolsillos aún llevo
parte de lo que un día fui
no es gran cosa lo que queda
no recuerdo lo que perdí.

sábado, 19 de junio de 2010

Me equivoqué el día que te conocí

Me equivoqué el día que te conocí. No debí estar allí.

Hoy se levantó como un día cualquiera, perezoso y sin muchas ganas de desayunar. Cogió un cigarro y lo encendió en la ventana. Los días de verano eran perfectos para fumar en la ventana. El camión de la basura pasa rugiendo, la brisa de la mañana ya marca ese calor que derretiría el resto del día las calles de Madrid. Las primeras familias con niños cogen el coche para pasar un día de excursión, y él tendrá todo el tiempo del mundo para sus libros. Debería estar cansado de sus rarezas, pero nunca encontró otra cosa que le enganchara más.

Los cafés de Francis eran especiales, demasiado dulces para todo el mundo, empalagosos dijo alguien, eran música para sus sentidos. Y ahora no espera más, nada más que pasar unas cuantas páginas más, no hay limites hasta Septiembre, no hay forma de parar, nada podría cambiar. Pidió otro café más, esta vez con canela, cogió el azucar moreno y se volvió a sentar junto al ventanal.

domingo, 6 de junio de 2010

Yo creo

Últimamente me inclino a pensar que existe la reencarnación. Debe existir la reencarnación. ¿No es verdad que las cosas no deberían ser así? ¿No has sentido alguna vez que las cosas no deberían ser así? No, no deberían ser así.

Cómo diría Calamaro, hay veces que me gustaría ser una flor en la ventana, ni levantarme por las mañanas, ni pasarme el día delante de un teclado. El destino no debería existir, y si existe habría que derogarlo, aparcarlo en un rincón de nuestras vidas para siempre. El destino es lo peor que te puede pasar en la vida, porque si fuera yo mismo el destino, me encantaría jugarte unas cuantas malas pasadas. Te haría nacer en un país subdesarrollado, sin posibilidad de agua potable, sin posibilidad de salir. O quizás sería más benébolo y te dejaría nacer en un país en vias de desarrollo, con un presidente elegido por todos y con poder para todo, con su delincuencia sin control, para que sólo pudieras dar paseos al atardecer si son por el salón de tu casa.

martes, 25 de mayo de 2010

Cuando me despido

Los días que me despido de mi vida anterior me parecen especiales. Parece que los problemas ya no lo son tanto, que con un poco de esfuerzo todo puede salir bien. Miro a mis amigos y me parece ver ese vínculo especial que siempre nos ha unido, pero lo veo de verdad, puedo tocarlo y me pregunto cómo no lo podía ver antes.


Esos días me imagino palabras de despedida, agradecimiento por todo lo que me han dado, disculpas por lo que no supe dar. Me encanta la sensación de dejar una etapa atrás, cerrar una parte de tu existencia para entra en otra nueva, desconocida pero atrayente. Cada vez que me despido de mis viejas obsesiones es como si cambiara de piel, y colgara de una percha mis recuerdos, por si alguna vez los necesito, según están, limpios o sucios, feos o bonitos.

sábado, 15 de mayo de 2010

Un personaje de novela

Mi nombre es Jaime, y como podrán pensar es un nombre bastante común, tanto que no es un nombre que un autor elegiría para su personaje. Y aún se quedarían más perplejos si les dijera que mi mujer se llama Juana, lo que ya sería imposible para un escritor que tuviera el más mínimo cuidado de no importunar a sus lectores con sonidos poco agradables. Hasta hoy podría haber jurado que mi vida no le interesaba nadie, a ningún lector y menos aún a ningún experto en letras. Pero desde hoy no estoy tan seguro.

Le dí un beso a Juana al despedirnos, ella suele ir a trabajar en coche, yo prefiero ir en el autobús. Además a ella no le gusta mucho el trasporte público, por lo de los agobios y eso, y a mí realmente me da igual. Me gustaría poder leer un poco más, pero bueno, demasiada gente en hora punta. Dejo pasar a los chicos del instituto, el marido de la vendedora de flores, me subo y saludo al conductor. Hoy es nuevo.

domingo, 9 de mayo de 2010

No pienso en nadie

Todo lo que ves me pertenece.
Todo lo que veo lo tomo.
No pienso en el mañana, ni siquiera en lo que pensarán los demás.
Sólo veo mi camino, cruzando el mundo a mi antojo.
Y este chupete es mío.

domingo, 2 de mayo de 2010

Un mal día

Aquel no fue un buen día.

Nunca pensó que llegaría a verse en aquella situación. Encendió la televisión y se puso a mirar desvanecido la pantalla. Ya no sentía gran cosa. Después de lo que había pasado y toda aquella presión, ahora es como si nunca hubiera sentido nada, no sentía nada. Tal vez debería pensar en llamar a alguien. ¿A su novia? ¿A su mejor amigo? ¿A su vecino? ¿A la policía?.

Se levantó a la cocina, y dejó el cuchillo en el lavavajillas. Lo tenía pegado a la palma de la mano, después de media hora la sangre se había secado de tal manera que en lugar de aquella masa pastosa ahora parecía más bien una costra de hace días - todo parecía habar pasado hace días más bien. Dos platos, las tazas del desayuno y el cuchillo. Echó más jabón del que solía usar, puso el programa de más temperatura y pulsó el botón de encendido - 80 minutos. Pip.

viernes, 23 de abril de 2010

El secreto de los libros

## Comentario
Celebrando el Día del Libro, se ha publicado en el blog de De Cabo  un nuevo Final Imaginado llamado El secreto de los libros.
Espero que os guste, Feliz Día del Libro!
## Fin comentario

domingo, 18 de abril de 2010

Una vida mejor

Deberíamos olvidar las discusiones que tuvimos ayer, el tiempo perdido, las palabras vanas que nunca van a ninguna parte. No deberíamos pensar más en los errores que hemos cometido, en lo ridículos que hemos sido, en lo mal que nos sentimos, en la pena que damos.

Deberíamos no llorar más. Deberíamos evitar esas lágrimas que caen hoy, esas horas de miradas perdidas que no ayudan a nadie, de posturas humillantes y de ojos humillados. Deberíamos hablar más y apagar la televisión, desconectar de este mundo que no nos gusta vivir y olvidar lo que hacemos.

Deberíamos empezar de cero, apagar el reloj que nos empeñamos en poner delante de todo para controlar cada segundo. Deberíamos mirarnos a los ojos y pensar con cariño, decirnos lo que pensamos y pensar que nos merecemos una vida mejor. Deberíamos pensar que la vida que vivimos y que nos queda, es lo mejor que nunca nos ha pasado, y nos pasará.

domingo, 11 de abril de 2010

lunes, 5 de abril de 2010

Un día de Marzo

Saliendo a dar un paseo por los alrededores del pueblo realmente sentía ese descanso de no sentir vergüenza, de no mirar hacia los lados. El camino estaba reconstruido de hace poco tiempo, la arena no se había desmigado aún, ni siquiera con las lluvias de este duro invierno. La colonia de cigüeñas se oye desde la orilla del lago, algún pato que otro mete la cabeza en el agua como si fuera verano pero la temperatura no deja mucho margen para respirar con tranquilidad.

El sonido del pinar siempre le había dado tranquilidad, es como si nada existiera salvo la naturaleza alrededor, algún corzo se asusta a lo lejos, las ardillas saltando de rama en rama y el viento soplando a rachas fuertes entre los pinos.

Todo tiene ese sentimiento de nobleza, de mirada humilde pero orgullosa. Aromas de cariño, de cercanía. Aromas rojos por tramos, a madera, a hojas. Verdes de frescor y gotas de mañana. Los rayos de luz haciéndose paso entre el frío, saltándose los últimos empellones del helor de la noche pasada.

sábado, 27 de marzo de 2010

Camino de la playa

Giro a la derecha al salir del portal. La brisa me da la bienvenida en el rostro al bajar por la calle hacia la playa. La gente sentada en las terrazas de los bares y cafeterías empieza a desperezarse, café con leche, churros, porras o unas tostas con tomate. Algunos niños empiezan a verse corriendo entre las mesas, mientras dejo que los primeros rayos cálidos del sol me arranquen una sonrisa. Hoy se prevé un día caluroso, aunque aún parece liviano y ligero.

El quiosco está ordenado desde primera hora mostrando a la derecha el sector extranjero, medio vacío a estas horas ya, y a la izquierda el nacional, prácticamente inmaculado. Cojo el periódico deportivo, plagado de inciertos rumores veraniegos, y el periódico general, para los rumores oficiales estivales.

domingo, 21 de marzo de 2010

Las cuatro maneras de verme


Nombre: Álvaro

Las arrugas en los ojos nunca me han importado. Que los ojos se me hayan apagado un poco sí que me duele, para qué mentir. La piel llega un momento en que empieza a ser mucho más seca que hace años. El pelo sigue siendo igual de fuerte que siempre, alguna cana que otra, claro, pero ahí los genes juegan a mi favor. Los hombros un poco inclinados hacia delante, y cierto aspecto formal. El espejo siempre hace justicia, no hay sentimientos, no hay subjetividad, no hay magia, es lo que ves, ves lo que es.

Edad: 45

Me siento cansado, pero no cansado de hoy, ni de ayer, cansado de hace tiempo. Miro triste, cuando no enfadado. Son muchos años trabajando, y los que quedan aún, muchas batallas perdidas, alguna ganada que guardo en la mesita de noche para no olvidar. La espalda me duele cada vez más frecuentemente, y cada día que pasa siento que consumo un poco de lo que me queda para seguir adelante.


sábado, 13 de marzo de 2010

En sueños

Estoy cerca de casa, un compañero del instituto está jugando al baloncesto. Se tira un triple desde el lateral. Me doy cuenta de que solo llevo puesto una camisa, unos zapatos y calcetines negros. Intento de alguna manera cubrirme. Quiero salir corriendo. El hermano de mi amigo saca una foto hacia el campo, en mi dirección, y me deslumbra. Salgo corriendo hacia casa. Me doy cuenta de que no tengo llaves justo cuando llego al portal. Llamo al telefonillo, pero nadie responde. Pienso en ir a casa de algún familiar que viva cerca a pedirle las llaves de casa.

Me vuelvo y estoy en la universidad, hoy hay examen. No he estudiado nada, ¡pero cómo es posible que hoy haya examen y no haya estudiado nada! Empiezo a ponerme nervioso, angustiado.

Acabo de despertarme, tengo un sabor realmente amargo, doloroso. ¿Quién dijo que tener sueños era maravilloso?

Que tengas dulces sueños.

lunes, 8 de marzo de 2010

La poesía romántica no tiene futuro

## Comentario
Hola, hoy ha sido publicado un nuevo Final Imaginado en el blog de De Cabo titulado La poesía romántica no tiene futuro, espero que os guste.
## Fin Comentario

sábado, 6 de marzo de 2010

Federico

Federico llevaba una vida sencilla. Hoy se despertó angustiado. Iba conduciendo en su antiguo mercedes. Le encantaba aquel coche, 10 años tardó en ahorrar el dinero redactando escritos en la notaría para poder comprárselo. Conducía tranquilo, iba de casa al trabajo, como siempre. Pero hoy era diferente, algo no le hacía sentir bien, todo parecía distinto. Si no se fijaba bien se perdía, le costaba horrores volver su camino. Hoy parecía no llegar nunca al trabajo. Aquello le estaba poniendo muy nervioso, y alguna gota de sudor le empezaba a caer en los ojos.

El despertador sonó a las 8:00 en punto, como cada día. Escuchó las noticias intentando calmarse. Cogió la ropa que tenía preparada en el galán. Se miró al espejo arreglándose el cuello de la camisa. Sacó la espuma y la cuchilla, y cuidadosamente de afeitó la barba, estirando las arrugas para que no le quedara ningún pelo perdido. Cogió el peine y marcó la raya a la derecha, como le gustaba a Carmen.

viernes, 19 de febrero de 2010

Confusión V: Las cartas del retorno

La oscuridad sucedió a la claridad, y la claridad la contempló. Y se sucedieron una tras otra sin más. Vuelvo a recuperar mi decisión, y comienzo a desenmarañar lo que todos se empeñan en conocer.
Luna, la hechicera de la esencia, prepara sus cartas para mí. Siempre acude a tu llamada, tan solo hay que saber recuperarla.

Son duras las cartas del retorno, pero más arduo es volver sin ellas y sin tu camino en los bosques de tu propia pasión.
Acuso a mi propio temor de lo que sucede, pero no volveré atrás. No, nunca más. No.

martes, 16 de febrero de 2010

La piscina

Los secadores de pelo no dejan oir nada más según salgo de los vestuarios, es un zumbido continuo mezclado con los golpes de los niños saltando para encenderlos de nuevo. El murmullo del ambiente llega a obviar la mayor parte de los sonidos. El ruido del agua, brazos golpeando ritmicamente, una profesora intentando explicar a cuatro niños como nadar  de espaldas con un flotador rígido sobre la barriga.

Hay dos chicos hablando en una mesa, más o menos en el centro del recinto. No, uno de ellos es una chica. Pelo corto, desde aquí parece pelirrojo. Hace aspavientos con las manos, no como si estuviera enfadada, más bien explica airada algo.

Desde atrás una señora más bien mayor, algo más de 50 creo, camina con paso decidido hacia ellos.

sábado, 13 de febrero de 2010

Confusión IV: El cofre de plata

Inunda su blanca piel el aire que respiro, inmerso me tiene en ella. ¡Maldito el temor que me ata y deja que pierda su voz en la nada!.
Pensamientos ebrios de ella me recuerdan lo que un día fui. Tal vez. Intento dormir pero recubre mi mente aquel miedo del que no quiere soñar por temor a despertar. Ahogado por todo me abalanzo en un rincón que recoge los delirios del perdido.

Ya no soy tan vulnerable, mas es imposible elegir. O es todo o es nada ¿por qué? Es injusto.
Siempre espero que cuando beba en mi cuenco de madera pueda encontrar tu reflejo en su interior, que cuando abra mi cofre de plata no exista nada extraño, nada que temer.

miércoles, 10 de febrero de 2010

Y todo lo demás

Abro los ojos.

Tengo frío.
- No te preocupes, no pasa nada.

Nada.

Abro los ojos.

Tengo frío.
Me duele la pierna. Me duele mucho.

Nada.

Abro los ojos.

Estoy en un hospital. Me duele mucho la pierna.
- Me duele mucho la pierna.

sábado, 6 de febrero de 2010

La ventana de mis vecinos

## Comentario
Hoy se ha publicado un nuevo relato de Finales Imaginados en el blog de De Cabo. Aquí os dejo en enlace directo: La ventana de mis vecinos.
## Fin Comentario

Mi cuerpo

## Comentario
Os dejo una pequeña entrada que dejé ayer en la sección de Juan José Millás sobre relatos breves que se realiza los viernes en La Ventana de la Cadena Ser entre la 16:00 y las 17:00. Esta semana el tema es "Mi cuerpo". Espero que lean el mio el próximo viernes!
## Fin Comentario

Últimamente me siento raro. No podría describirlo con detalle. Tengo sudoraciones frecuentes, con una ligera angustia en el estomago. He notado también que a veces me quedo sin voz, aún diría mas, como paralizado. Creo que mi piel se está volviendo más sensible, se me eriza el bello incluso sin rozar nada. Me tiene un poco asustado, no es que yo sea muy hipocondríaco, pero bien se podría decir que normal, lo que se dice normal no es.
Lo he estado pensando, y he decidido que mi cuerpo te quiere.

miércoles, 3 de febrero de 2010

Cada detalle de ti

Escribo cada detalle
beben de ti mis páginas
me regalas tus lágrimas
que tu boca vuelve a mecer.

Tus pies descalzos me buscan
encuentro abrigo en tu pecho
acuna tu llanto el tiempo
segundo a segundo el ayer.

lunes, 1 de febrero de 2010

Confusión III: La estirpe de Serod

Antiguos libros auguran que ya pronto llegará. Todo será real, hasta la imaginación bajará atraída por tanta luz, y se inclinará ante su poder. Surcará los cielos con en su bestia eterna y leal, que le conducirá a través de los elevados picos de las pesadillas y los desvelos.

Adivino ansiedad en sus ojos. Quiero mentir en el desierto de la indignación con el mar inconfundible del saber.

Dime ¿ha terminado ya mi dolor? dime Sabio ¿dónde está aquel escudo magnifico que cantan los libros? ¿Acaso no fui yo el elegido en la noche que sufrí? ¿Acaso no fui yo el único que se pudo levantar y luchó bajo tu capa por la estirpe de Serod?

jueves, 28 de enero de 2010

La princesa que dejó de querer a otros para quererse un poco más

## Comentario
De Cabo ha publicado hoy amablemente un artículo sobre nuestro blog Finales Imaginados.
En agradecimiento le envié la segunda parte del cuento de navidad El juez de Playmobil y la princesa que dejó de querer al malo, cuyo nombre es La princesa que dejó de querer a otros para quererse un poco más.
Espero que os guste, y espero seguir colaborando de vez en cuando con De Cabo, es todo un placer.
## Fin Comentario

Angel caído

Esta tarde he salido de viaje. Hacia mucho tiempo que no me sentía así. Llegué como quién no quiere, después de coger algo de música en la biblioteca. Dejé el cd en la bandeja y me tumbé a tu lado. La claraboya de mis pensamientos se abrió en un susurro, dejando pasar recuerdos de hace años. Hacía tanto tiempo que no escuchaba esa canción, que tan sólo el comienzo me dejó desvalido.

Había tantos sueños que rondaban mi mente, hay tanto equilibrio junto a ti. Miro hacia atrás y te veo a mi lado, conmigo en la cama. Me deshago mirando imágenes de los dos, deliciosas como tus besos. Recuerdo el cuaderno que usaba para escribirte caricias de papel.

No me importa mirarte y mirarte, y te rozo los labios para cerciorarme, que aunque hayan pasado tantos años aún sigues ahogando mis penas. Esta tarde he salido de viaje. Cuando los vagones dejaban entrever de nuevo nuestra habitación, tus ojos dejaban ver todo aquello me gusta de ti.

domingo, 24 de enero de 2010

Confusión II: Soberbia

Descubre mi pecho quemado en la entre luz del abstraído. Vuelvo a escribir en la cripta del fin sin memoria, porque nada queda en mi interior. Forja insoluble de rebeldía y destierro de la tierra de la vida, escarba lentamente la desidia sus caminos laberínticos y su espada desploma las piedras más seguras.

Parece derretirse la corona de la confianza en hilillos de terror. No corras, no huyas, no podrás aguantar mucho más. Abdica a los pies del conquistador, golpea tu orgullo de metal con estridentes destellos de humildad.

Soberbia con soberbia fallecerá.

jueves, 21 de enero de 2010

Confusión I: La sombra

Mi inocencia supura gotas de perversidad, empapando el tiempo, segundo a segundo, alimentando el voraz apetito por despertar y recordar.

El contorno de mi sombra recupera inquieto su forma ¡qué fácil respirar ahora que ya no se escuchan los alaridos de las que un día fueron tranquilas aguas, y casi privan de su calma las tormentas!

Sombra, abertal de sueños, vuelve a surgir de nuevo. Brujo insaciable, recoge el sabor de mis sinsentidos, magia incontenible, eterno remedio.

sábado, 16 de enero de 2010

El pasillo

El pasillo de mi casa no es grande. Más bien diría que es pequeño. Sin embargo es lo suficientemente espacioso como para que la gente que llega se sienta a gusto al llegar.

La puerta de la cocina queda a la derecha según entras. Lo que me gusta de la cocina es que tiene muebles a ambos lados, bueno, salvo la zona de cocinar que tiene una campana vista. El día de mi cumpleaños de hace 3 años, Alberto casi se deja un ojo en la esquina de esa campana. La verdad es que debería haber elegido la redondeada, sin lugar a dudas mucho menos asesina que la cuadrada.

Según entras en el salón ya te das cuenta de por qué has comprado este piso, la luz te absorbe

viernes, 15 de enero de 2010

Nuevos autores para Finales Imaginados

## Comentario
Me alegra comunicaros que a partir de hoy Finales Imaginados cuenta con nuevos escritores. En los próximos días (...horas) tendremos pequeñas historias contadas por ellos.
¡Bienvenidos!
## Fin Comentario

lunes, 11 de enero de 2010

Lo que ya no tengo

No tengo miedo a hablar
No tengo miedo a mirar
No tengo miedo a querer
No tengo miedo a llorar
No tengo miedo a besar
No tengo miedo a soñar
No tengo miedo a escuchar

Déjame que te escuche, que tengo un par de cosas que decirte. De hecho, hoy no te voy a escuchar. De hecho, no creo que te vaya a escuchar muchos más días.

No me gusta tu manera de hablarme
No me gusta tu falta de respeto
No me gusta tu manera de mirarme
No me gusta tu prepotencia
No me gusta tu miedo a fallar
No me gusta tu miedo a perder

Tengo un par de cosas que decirte, pero déjame primero prestarte un poco de indiferencia.

viernes, 8 de enero de 2010

Sara y Arturo

- ¿Qué tal está tu madre?
Preguntó Arturo.
- Mejor. Ya nos hemos hecho a la idea de que cada mes tendrá uno o dos bajones como este.
Los ojos de Sara bajaron ligeramente. Hoy no lucían como normalmente, de hecho cada día se apagaban un poco más.

- Ayer encontré la carta que me diste hace años.
- ¿Cuál de ellas?
Esta vez sonrió ligeramente. Sara y Arturo son amigos desde hace muchos años.

- Aquella en la que me decías que me querías, ¿te acuerdas?
- Sí la verdad es que no sé cómo me atreví a escribir así.

miércoles, 6 de enero de 2010

Fallo I Concurso cuentos de Navidad del blog de De Cabo

## Comentario
Hola, de nuevo escribo no para dejar una historia sino para deciros que hoy se ha fallado el premio del I concurso de cuentos de Navidad del blog de De Cabo. Aunque el cuento que envié ("El juez de playmobil y la princesa que dejó de querer al malo", podeis ver mi reseña del 2 de Diciembre) no era un cuento de Navidad al uso, parece que sí que llegó al jurado y ha quedado el primero!

Gracias a De cabo y a sus colaboradores por estas magnificas ideas. Espero vuestro próximo concurso literario para participar con mi granito de arena.

Hoy puede ser un buen día.
## Fin Comentario

sábado, 2 de enero de 2010

La tranquilidad del perdedor

Sentando en aquel banco, nunca imaginarías lo bien que me sentí. Toda la tensión que me estaba doblando desapareció. Me estaba muriendo por dentro. Todos los días sufriendo, la responsabilidad, los nervios, la gente preguntando.

Podía ver perfectamente al ganador, desde lejos pero casi a mi lado, agobiado por todos. Pidiendo cuentas de lo que pasó y pasará.

Mi cabeza desconectó rápidamente, todo se hizo blanco, tranquilo. No oía nada, sólo silencio, tranquilidad. Se me hizo una sonrisa sin quererlo y alguien a mi lado me miró como se mira a los locos, si yo te contara. Me enganché a mis nuevos pensamientos, ya no busco nada, llegué.

Que cerca estuve esta vez de ganar, que cerca pasó esta vez.

Buscador de finales imaginados

Loading